Skip navigation

Monetary policy implications of state-dependent prices and wages

Thumbnail
View
2,43 MB
Authors
Issue Date
2019
Physical description
59 p.
Abstract
En este trabajo estudiamos los efectos de las perturbaciones monetarias en un modelo donde las probabilidades de ajustar precios y salarios varían con el estado agregado e idiosincrásico debido a los «costes de control». Tanto las empresas al por menor como los trabajadores son competidores monopolísticos sujetos a perturbaciones idiosincrásicas en su productividad y a rigideces nominales. Las rigideces surgen porque tomar decisiones requiere tiempo, y más cuanto mayor sea su precisión. Esto impide que las empresas y los trabajadores ajusten precios y salarios sin error y en el momento justo. Simulamos el modelo seleccionando los parámetros de forma que reproduzca el tamaño y la frecuencia de los cambios en los precios y en los salarios observados en los datos. Los efectos reales de las perturbaciones monetarias son menos persistentes en nuestro marco «dependiente del estado» de lo que serían en un marco «dependiente del tiempo»

no obstante, son de una magnitud similar a la observada en los datos macroeconómicos. La «no neutralidad» del dinero en nuestro modelo se debe, principalmente, a la rigidez de los salarios, más que a la de los precios. Cuando el nivel de rigidez nominal depende del estado de la economía, como en nuestro trabajo, la pendiente de la curva de Phillips disminuye cuanto menor es la inflación de largo plazo, ya que los ajustes nominales se hacen menos frecuentes y, por tanto, la inflación de corto plazo reacciona menos a las perturbaciones monetarias

We study the effects of monetary shocks in a model of state-dependent price and wage adjustment based on “control costs”. Suppliers of retail goods and of labor are both monopolistic competitors that face idiosyncratic productivity shocks and nominal rigidities. Stickiness arises because precise decisions are costly, so agents choose to tolerate small errors in the timing of adjustments. Our simulations are calibrated to microdata on the size and frequency of price and wage changes. Money shocks have less persistent real effects in our state-dependent model than they would a time-dependent framework, but nonetheless we obtain sufficient monetary nonneutrality for consistency with macroeconomic evidence. Nonneutrality is primarily driven by wage rigidity, rather than price rigidity. State-dependent nominal rigidity implies a flatter Phillips curve as trend inflation declines, because nominal adjustments become less frequent, making short-run inflation less reactive to shocks
Publish on
Documentos de trabajo / Banco de España, 1910
Subjects
Appears in Collections:


loading